El cuerpo humano se ve sometido a muchos contaminantes, desde lo que comemos, nos untamos u olemos todo el tiempo.

El cuerpo es como nuestra casa, en donde la limpieza es uno de los elementos básicos para mantenerla en buen estado.

Si no la limpiamos, se empieza a llenar de polvo, luego se hace la capa más gruesa, después se hacen grumos en donde anidan parásitos y bacterias, empieza a tener mal olor y llegan cucarachas, ratas y un sin número de bichos.

¿Cuál sería el remedio para combatir las cucarachas y los malos olores?, ¿Sería fumigando? ¿Sería poniendo desodorantes?. ¡NO!, pues estamos atacando los efectos y no las causas del mal olor y de la llegada de patógenos.

Lo que tendríamos que hacer es limpiar la casa y así podemos quitar todo lo que ha llegado provocado por la suciedad.

Así es nuestro cuerpo, para poder restablecer la salud debemos limpiarlo. Estamos acostumbrados a aliviar los síntomas y no las causas, en el momento que empezamos a limpiar nuestro cuerpo, empezamos a sentirnos mejor.

¿Porqué siempre limpiamos a nuestra casa y nunca a nuestro cuerpo?. Ya empezamos a tomar acción cuando está lleno de patógenos, de toxinas, de bacterias y virus.

En un cuerpo limpio el sistema inmune esta fuerte, y todas las funciones del organismo están trabajando eficientemente.

Te invito a que limpies tu cuerpo.

Vive la experiencia de MMS.

DSC01438